Brasilia. El banco central de Brasil está proponiendo que la remuneración de los banqueros sea ligada al desempeño de mediano y largo plazo de las instituciones para las que trabajan, informó el lunes la entidad.

La propuesta estará bajo consulta pública por 90 días.

La idea es que la política salarial tome en cuenta los riesgos actuales y potenciales, los resultados de la institución y su capacidad de generación de flujo de caja, dijo el banco central en un comunicado.

"El objetivo es intentar alinear la política de remuneración de los bancos al desempeño a mediano y largo plazo de las instituciones", dijo el subjefe del departamento de regulaciones del banco central, Silvia Marques.

La propuesta estima que al menos 40% de los bonos de los ejecutivos sea pagado a lo largo de tres años. De esta manera, los bancos no quedarían descapitalizados si una mala apuesta de los banqueros genera pérdidas en el largo plazo.

El banco central también propondrá que al menos 50% de los bonos sea pagado a través de instrumentos ligados al valor de las acciones de la institución financiera.

El plan está en línea con los compromisos realizados por los líderes del G-20 en respuesta a la crisis global para fortalecer el sistema financiero y coordinar estándares regulatorios.

Tras la consulta pública, el banco central determinará los detalles de la propuesta, que aún requiere la aprobación del directorio de la entidad emisora y del Consejo Monetario Nacional

"Es posible que podamos implementar esto el próximo año", agregó.

El anuncio se produjo en momentos en que los bancos han caído a nivel mundial bajo presión para cambiar la manera en que compensan a sus gerentes y para desincentivar la toma de grandes riesgos.