Un estudio de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB) divulgado calculó que el país sudamericano cerrará 2013 con un déficit en su balanza comercial de US$2.008 millones, en lo que sería el el primer saldo negativo desde el año 2000.

El informe de la AEB rebajó las previsiones anteriores a la baja y calculó que en 2013, las ventas al exterior del país totalizarán US$230.511 millones, un 5% menos que los US$242.580 millones del año pasado.

Por su parte, la patronal de los exportadores brasileños proyectó que las importaciones este año serán de US$232.519 millones, un 4,2% más que el año pasado.

De confirmarse las previsiones de la AEB, el saldo comercial brasileño este año sería de US$2.008 millones, ante el superávit de US$19.431 millones del año pasado.

En su previsión anterior,en diciembre, la entidad esperaba un superávit comercial de US$14.600 millones para este año.

Según la AEB, la caída se debe a la disminución de las exportaciones en los últimos meses, por la "acelerada caída de las cotizaciones de las materias primas en general y la reducción de los embarques de petróleo, aceites combustibles, maíz y algodón".

Además de "la caída del real frente al dólar, la regularización de los registros de importación de petróleo y derivados, la expectativa de expansión del consumo interno y el mantenimiento del elevado costo de producción en Brasil".

Uno de los principales impactos en la balanza comercial será la importación de combustibles, ante un menor procesamiento de petróleo en el país y una elevación de las importaciones en un 9,2%,con lo que la balanza será de US$38.556 millones negativos.

Según la AEB, los resultados de la balanza comercial brasileña dependen demasiado de las cotizaciones internacionales de alimentos y minerales, puesto que el 65% de las exportaciones brasileñas son de materias primas.

EL principal producto exportado este año deberá ser el hierro, cuyas ventas totalizarán US$31.587 millones, frente a los US$30.989 millones del año pasado, y su participación en la balanza comercial pase a ser del 12,8% el año pasado al 13,6% este año.