Río de Janeiro. La inflación en Brasil en septiembre es del 0,27%, ante el 0,16% de agosto, informó este viernes el gobierno mediante el Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA-15), considerado como un estudio previo oficial de la inflación.

Los datos, revelados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), muestran que el avance de los precios en Brasil en septiembre se debió en parte a los precios de los transportes, que pasaron de una deflación del 0,30% en agosto a un aumento del 0,30% en septiembre.

El IBGE explicó que el crecimiento en el grupo de transportes se debe al fin de la caída de las tarifas de autobús urbanos, que quedaron estables en el mes tras haber caído una cifra récord de 1,02% en julio y 1,69% en agosto, junto con un aumento de las tarifas de los boletos de avión.

También pasaron de una deflación en agosto a un aumento en septiembre los sectores de ropa (de -0,12% a 0,37%) y alimentos y bebidas (desde -0,09 a 0,04 por ciento).

En los productos de alimentación, los principales aumentos vinieron de los productos derivados del trigo, como ella harina (2,68%) o el pan (1,94%).

Con el resultado de septiembre, la inflación en los primeros nueve meses del año es del 3,97%, y en los últimos doce meses hasta septiembre, es del 5,93%. En septiembre del año pasado, se ubicó en el 0,48%.