Brasilia, EFE. Brasil registró en el primer semestre de este año un déficit histórico de US$43.470 millones en sus transacciones con el exterior, informó el Banco Central.

Ese saldo supone el peor resultado en cuenta corriente desde 1947 y supera en US$18.230 millones el déficit acumulado en el primer semestre del año pasado, que fue de US$25.240 millones, señaló el organismo emisor.

Según el Banco Central, el déficit registrado entre los pasados enero y junio es equivalente al 3,82% del Producto Interno Bruto (PIB).

Las previsiones de la institución apuntan a que el déficit en cuenta corriente será este año de unos US$75.000 millones, que supondrían una nueva marca histórica.

El Banco Central atribuyó sobre todo el resultado del primer semestre a un "empeoramiento" de la balanza comercial, que en ese período tuvo un déficit de US$3.090 millones, frente al superávit de US$7.000 millones registrado en los primeros seis meses de 2012.

El informe del instituto emisor también indicó que, durante el primer semestre, el país recibió inversiones extranjeras directas por valor de US$30.000 millones.

De acuerdo con las previsiones del Banco Central, en el segundo semestre deberán ingresar por ese mismo concepto otros US$35.000 millones.