Singapur. El euro tocó su mínimo en más de un año este jueves y las bolsas en Asia retrocedían, debido a que los problemas económicos de Grecia agitaban a los mercados globales y aumentaban los temores de una amplia crisis de deuda soberana en la eurozona.

El euro cayó a menos de US$1,28 en Asia, su nivel mínimo desde marzo del año pasado, y acumula un descenso del 10% desde que comenzó el año. La moneda europea también retrocedió a su nivel más bajo en dos meses contra el yen.

Las acciones en Japón sufrieron su peor caída porcentual diaria desde marzo del 2009, con el índice Nikkei de la bolsa de Tokio retrocediendo un 3,3% a su mínimo en casi dos meses luego de que el mercado se puso al día con una venta global masiva de papeles tras un feriado de tres días.

Otras bolsas asiáticas no exhibían un resultado mucho mejor. El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas cedía un 2,41% tras tocar mínimos desde comienzos de marzo, y acumula una caída del 2% en lo que va del año.

"No han disminuido los temores a que la crisis de deuda en la eurozona podría continuar empeorando, y por eso los mercados bursátiles del mundo continúan bajo presión", dijo Ben Potter, analista de IG Markets. "El mercado alcista siempre culmina en algún punto, y parece que éste podría ser el disparador", agregó.

Analistas dijeron que los inversores esperan conocer lo que dirá el Banco Central Europeo (BCE), que sostendrá su reunión mensual el jueves más tarde, para garantizar a los mercados de que puede contener la crisis de deuda griega.

Se prevé que el BCE mantendrá sus tasas sin variaciones en un 1%.

Líderes europeos y el director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, han advertido que Grecia podría ser la primera de otras economías fuertemente endeudadas de la eurozona que sufren, poniendo en riesgo la salud económica del bloque.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que el destino de Europa está en juego.