Londres. El cobre bajaba este miércoles ante el alivio de los temores sobre el suministro de Chile tras un gigantesco terremoto, ya que las minas clave retomaron las operaciones en el mayor productor mundial del metal rojo.

Sin embargo, la debilidad del dólar contenía las pérdidas de los metales industriales.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME por su sigla en inglés) operaba a US$7.472 la tonelada a las 1113 GMT desde un cierre a US$7.490 este martes.

Las minas de cobre de Chile, que produce un tercio del suministro mundial, parecen haber salido casi ilesas del gigantesco terremoto de magnitud 8,8 que dejó casi 800 personas muertas, derribó construcciones, destrozó carreteras clave y echó abajo líneas de electricidad.

El metal usado en energía y construcción saltó a un máximo de cinco semanas de US$7.600 el lunes por temores de suministro tras el sismo del sábado que obligó a Chile a cerrar temporalmente un cuarto de la capacidad de sus minas.

"Ahora parece que la mayoría de los problemas han sido solucionados", dijo Daniel Smith, analista de Standard Chartered.

"Aunque el precio es aun más alto de donde estábamos antes de que surgieran los problemas. Eso muestra que existen algunos elementos subyacentes en este actual avance", agregó.

Dando algo de soporte a los precios de los metales, la debilidad del dólar frente a otras importantes divisas hacía que los metales cotizados en el billete verde fueran más baratos para los tenedores de otras monedas.

El euro subía frente al dólar debido a que una fuente griega de Gobierno entregó detalles de nuevos planes para aliviar los problemas de deuda de Grecia.

Pero el analista de MF Global Edward Meir dijo que el dólar podría fortalecerse durante el trascurso del año dada la falta de una alternativa viable a la moneda estadounidense.

También limitando las pérdidas del cobre estaba el reciente aumento de los warrants cancelados en los depósitos de la LME.

El material etiquetado para entrega subió a 35.975 toneladas el martes desde 29.800 toneladas la jornada previa y está 14.000 toneladas más alto que la semana anterior.

Los warrants cancelados representan ahora 6,5% de de los inventarios en las bodegas de la LME, los cuales bajaron en 1.750 toneladas a 550.575 toneladas.

En otros metales industriales, el aluminio operaba a US$2.170 desde US$2.168, el zinc a US$2.260 desde US$2.255 y el plomo estaba a US$2.225 desde US$2.200.

El estaño cambiaba de manos a US$17.125 desde US$17.075 y el níquel a US$22.575 desde US$22.240.