Atenas. El viceprimer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de Grecia, Evangelos Venizelos, desmintió este viernes una información de la prensa alemana de que en una reunión reciente él pidió a Joerg Asmussen, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), que alterara el monto del déficit presupuestario griego.

"El artículo del periódico 'Die Zeit', en el contexto de un largo perfil del señor Asmussen, que se refiere al supuesto contenido de nuestra conversación durante una reciente reunión en Atenas el 22 de agosto de 2013, es totalmente impreciso", afirmó Venizelos en un comunicado oficial publicado por su oficina.

El diario alemán menciona que Venizelos sugirió una falsa reducción a las cifras del anticipado déficit presupuestario griego del período 2015-2016. Esto con el fin de facilitar el intento de Grecia para asegurar más ayuda de los acreedores internacionales para resolver sus problemas económicos después de que concluya el próximo año el actual programa de rescate.

Cálculos recientes de la Unión Europea prevén que el monto del déficit ascienda aproximadamente a 2% del productio interno bruto (PIB) griego, lo que equivale a unos 4.000 millones de euros (US$5.400 millones). Sin embargo, funcionarios griegos han expresado abiertamente sus dudas sobre esas cifras.