El canciller de Panamá, Fernando Núñez Fábrega, firmó en Londres un tratado de doble tributación que le permitirá estrechar las relaciones comerciales con el Reino Unido al tiempo que le permitirá dejar atrás su imagen de paraíso fiscal.

En una reunión con su homólogo británico, William Hague, rubricó ese convenio y trató además de asuntos de interés bilateral, como la colaboración en la gestión sanitaria, dijo el canciller en entrevista con Efe.

Núñez Fábrega indicó que con esta rúbrica son ya 18 los convenios de ese tipo firmados, a la espera de los de Bélgica y Alemania, con lo que el gobierno panameño espera zanjar la preocupación sobre la transparencia fiscal en su país.

"Con esto ya terminamos con esos rumores de que somos un centro de beneficios tributarios ocultos, lo que llaman un paraíso fiscal", declaró el canciller.

Núñez recordó que, gracias a su nueva imagen, Panamá fue admitido el pasado viernes en París como miembro del Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), un organismo cuya actividad principal es el intercambio de experiencias en políticas públicas y que no implica obligaciones en términos de cambios legislativos.

Ese ingreso es el primer paso a una posible entrada a la OCDE, que el canciller consideró inminente.

Según dijo a Efe, el director del Centro, Mario Pezzini, le indicó que Panamá cumplía "los requisitos necesarios" para entrar a formar parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Con esas credenciales, Panamá puede profundizar sus relaciones comerciales con países como el Reino Unido, cuyas empresas podrán a partir de ahora, explicó, "participar en el crecimiento de Panamá en igualdad de condiciones con las empresas panameñas".

"Lo que ellos pagan allá se reconoce acá y viceversa", dijo el canciller.

Durante su estancia en Londres, Núñez Fábrega participará además en una mesa redonda con empresarios para divulgar "las bondades" de la legislación panameña, a fin de atraer inversión.

Con un crecimiento de un 9 % previsto para este año, Panamá busca con premura inversión y mano de obra para expandir su economía, y ha firmado un tratado con varios países, entre ellos España, que ofrece facilidades a los trabajadores que se desplacen.

"Necesitamos gente en todos los sectores, desde el turismo a la minería", insistió Núñez Fábrega, quien adelantó que la cancillería se plantea incluso realizar una campaña publicitaria en Europa para promover las oportunidades de su país.