Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, dijo que es necesario impulsar pactos sociales y fiscales en los países de América Latina y el Caribe, para consolidar la igualdad, diversificar la economía y mejorar el impacto distributivo de las políticas públicas.

Bárcena participó este miércoles en el seminario internacional sobre desarrollo, organizado por el Consejo de Desarrollo Económico y Social (CDES) de Brasil, que tuvo entre sus expositores a la presidenta Dilma Rousseff, quien se refirió a las distintas reformas estructurales que está llevando a cabo su país para seguir avanzando en la senda del crecimiento con igualdad.

El objetivo de la reunión, fue reflexionar sobre los desafíos de la gobernanza global y del modelo brasileño. Asistieron funcionarios de gobierno, representantes de la sociedad civil y expertos internacionales.

Bárcena ofreció un panorama de la situación socioeconómica de la región, detallando los efectos de la crisis económica internacional sobre el crecimiento, el comercio, los flujos de capital y la inflación, entre otros ámbitos.

En su exposición, Bárcena señaló que “dibujar los colores del futuro de nuestra región ha de reconocer que la igualdad debe ser el principio ético normativo primordial y el objetivo último”.

La funcionaria compartió con los presentes la propuesta de cambio estructural para la igualdad que el organismo ha planteado a la región para garantizar el crecimiento sostenido de las economías, la igualdad de derechos y la sostenibilidad ambiental, subrayando que “Brasil y América Latina pueden crecer más y mejor, para lo cual el paradigma hoy debe ser igualar para crecer y crecer para igualar”.

“El cambio estructural solamente se puede lograr con pactos por la igualdad. Se requiere una nueva ecuación mercado-Estado-sociedad, donde cada país defina sus propios mecanismos. Urge la renovación de los pactos fiscales, la confianza recíproca entre el Estado y los ciudadanos”, planteó Alicia Bárcena en Brasilia, recordando que la región “recauda poco y mal”.

“La desigualdad conspira contra el desarrollo, contra la seguridad, contra la inversión, contra todo”, planteó Bárcena, y agregó que “la región se encuentra repensando sus modelos de desarrollo priorizando el aumento de la productividad, la innovación y la creación de empleos de calidad”.

La titular de Cepal, llamó a los países de la región a invertir en educación e investigación y desarrollo, además de otorgarle prioridad a la gobernanza de los recursos naturales y avanzar en la integración regional con solidaridad.

Según Bárcena, un estado políticamente legitimado es aquel capaz de proponer un camino de desarrollo futuro y de coordinar actores en torno a proyectos de largo alcance.