Santiago.  El gobierno chileno podría implementar alzas tributarias para ayudar a financiar los esfuerzos de reconstrucción, luego de uno de los mayores terremotos de que se tenga registro devastara la zona centro sur del país.

El terremoto de 8,8 grados de magnitud y el posterior tsunami causaron daños por US$30.000 millones, según las estimaciones del nuevo presidente electo, quien la semana pasada anunció la creación de un Fondo de Reconstrucción.

Aunque el gobierno delineó cuatro líneas para financiar este fondo, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, asumió el pasado 11 de marzo durante la toma de posesión de Piñera, no descartó que se impulse un alza tributaria para apoyar la reconstrucción.

"Hay una serie de alternativas (...) podemos endeudarnos, hay una serie de cosas, pero un alza tributaria, y lo planteó el presidente Piñera en su campaña, no se ha descartado", señaló Larraín, según consignó el diario La Segunda.

En la misma línea, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, declaró a la red de televisión pública TVN confirmó que, de ser necesario, se realizará un ajuste tributario, que no afectaría a las personas ni a las pequeñas y medianas empresas.

“Si es necesario, el gobierno le subirá los impuestos a ciertas empresas. Jamás a las pymes, jamás a las personas, pero hay ciertos impuestos que estamos estudiando”, reconoció Hinzpeter, quien admitió que aumentar el royalty a la minería “puede ser” uno de ellos.

El gobierno de Piñera dijo la semana pasada que para financiar el Fondo de Reconstrucción recurrirá a sus fondos soberanos, reestructurará su presupuesto fiscal de 2010 y pedirá créditos internacionales.

Analistas han señalado que las autoridades chilenas también intentarán elevar el límite de endeudamiento establecido por el Congreso para este año a cerca de US$10.000, frente a los US$6.000 millones actuales.