Santiago. En su reunión mensual de política monetaria, el Consejo del Banco Central de Chile acordó mantener la tasa de interés de política monetaria en 0,50% anual. 

El instituto emisor indicó que en el ámbito externo, la volatilidad en los mercados financieros ha aumentado producto de turbulencias en algunas economías europeas. Los precios del cobre y del petróleo se han reducido. Con todo, las perspectivas de recuperación de la actividad global para este año no se han alterado. 

A su vez, precisó que en el plano interno, la información disponible sugiere que la actividad sigue expandiéndose y la demanda crece algo más rápido que lo previsto en el Informe de Política Monetaria de diciembre. La tasa de desocupación ha continuado reduciéndose y las condiciones crediticias se han ido normalizando. 

En enero, el IPC tuvo un aumento vinculado a ítems específicos. Las distintas medidas subyacentes siguen mostrando variaciones reducidas. Las expectativas de inflación de mediano plazo se han mantenido estables. El tipo de cambio real ha subido. 

El Consejo puntualizó que el entorno macroeconómico es congruente con una tasa que se mantendrá en el nivel mínimo de 0,50% hasta al menos el segundo trimestre de este año.