Santiago. El gobierno chileno reconoció este miércoles que una de las alternativas para financiar la reconstrucción del país, tras el violento terremoto del pasado 27 de febrero, es aumentar las regalías que actualmente se aplican a la minería.

Uno de los terremotos más fuertes de que se tenga registro y un posterior tsunami afectaron a Chile el 27 de febrero y el gobierno de Sebastián Piñera estima que los daños de la catástrofe ascienden a cerca de US$30.000 millones.

El gobierno ha dicho que recurrirá a sus fondos soberanos, reestructurará su presupuesto fiscal de 2010 y pedirá créditos internacionales, pero en las últimas horas ha ido cobrando fuerza una reforma tributaria para las grandes o un aumento del royalty a la minería.

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, ha reconocido que “un alza tributaria no se ha descartado”, aunque ha precisado que esta no alcanzaría a las personas ni a las pequeñas y medianas empresas (pyme).

Y si bien el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, aseguró el lunes por la noche que el royalty “puede ser” una de las alternativas, este miércoles la portavoz de gobierno, Ena von Baer,  reconoció que se trata de una de las materias que están siendo estudiadas.

"Se está estudiando el royalty, pero primero es necesario hacer un análisis de cuánto cuesta el terremoto a Chile para poder dar luces respecto a qué caminos tomaremos para anunciarlo", dijo Von Baer a Canal 13.

Las mineras que producen más de 50.000 toneladas métricas de cobre al año pagan una regalía del 5% de sus ganancias operativas.

"Es uno de los distintos caminos (...) no es que esté definido que vayamos a tomar el camino del royalty", afirmó, según consigna La Tercera.