El flujo de inversión extranjera directa (IED) que recibió Chile en enero de este año alcanzó los US$4.196 millones. Según las cifras informadas esta mañana por el Banco Central, el monto implica un crecimiento de 295% respecto a igual período de 2019, cuando el flujo alcanzó los US$1.062 millones. 

“Comenzar el año 2020 con este crecimiento de la inversión es una señal clara de que Chile ha ido forjando un camino de estabilidad económica y política por décadas, lo cual mantiene la confianza de los inversionistas que observan el largo plazo. El camino institucional que hemos tomado para resolver los desafíos que nos plantea el país da certezas para seguir apostando por Chile. Si bien son los datos de un solo mes, trabajaremos para que este crecimiento se mantenga hacia el futuro, con especial énfasis en inversiones socialmente responsables y ambientalmente sostenibles”, afirmó el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Lucas Palacios.

“Partimos el año con una buena noticia, con un fuerte aumento de los flujos de los flujos de IED que entraron al país pese a las turbulencias a nivel global, lo que reafirma el interés de las empresas extranjeras por invertir en Chile. Con todo, aún es muy temprano para hablar de la tendencia que tendrá la IED este 2020 en nuestro país, debemos observar cómo evoluciona en los próximos meses”, comentó el director de InvestChile, Cristián Rodríguez.   

Los resultados del período podrían estar influenciados por dos operaciones específicas: la adquisición del 20% de Latam Airlines por parte de la aerolínea estadounidense Delta, por unos US$1.900 millones; y la materialización de la compra de Chilquinta por parte de la empresa china State Grid, estimada en unos US$2.300 millones. Esta última, por tratarse de una operación entre inversionistas extranjeros, podría significar la salida de los flujos en el mes siguiente.

El componente más importante del flujo de IED fueron las participaciones en el capital, con un registro de US$3.062 millones, el más alto desde que se tiene registro (2003). Respecto a los otros dos componentes de la IED, las utilidades reinvertidas alcanzaron US$593 millones y los instrumentos de deuda US$540 millones.

Impacto del Coronavirus en la IED. El Coronavirus tendrá un efecto negativo sobre la Inversión Extranjera Directa a nivel global, según un reporte elaborado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés) y dado a conocer este lunes. La propagación del virus provocaría una caída de los flujos de IED de entre -5% y -15%, impacto que se concentraría en los países más afectados, pero que al provocar un shock negativo en la demanda -especialmente en economías como la china- afectaría las proyecciones de inversión de los otros países.

“La inversión extranjera debe ser una prioridad en medio de la incertidumbre que vive el mundo actualmente. Uno de los focos que estamos trabajando como agencia, es potenciar la ampliación de las operaciones de compañías extranjeras que ya están presentes en Chile, a través de la reinversión. En el contexto en que nos encontramos, optimizar nuestros recursos y poner de relieve las oportunidades que presenta Chile, es primordial”, sostuvo Rodríguez.