Santiago. El gobierno chileno registró en 2009 un déficit consolidado de presupuesto equivalente a 4,5% del producto interno bruto (PIB), informó este viernes el director de Presupuestos, Alberto Arenas.

El déficit, que equivale a US$7.220 millones, es levemente superior a 4,1% previsto originalmente.

La cifra superior a lo anticipada se debió a un mayor gasto fiscal causado por el paquete de estímulo del gobierno de US$4.000 millones y a una disminución de los ingresos, informó a la prensa el funcionario.

Arenas declaró que se trata del déficit más significativo que se haya registrado, pero añadió que es consistente con un plan de estímulo sin precedentes.

Para fortalecer la alicaída economía, a inicios de 2009 se lanzó un paquete de estímulo equivalente a 2,8% del PIB. El gasto se financió retirando recursos de uno de los fondos soberanos del país.

Para limitar el impacto derivado del ingreso de dólares en la economía local, el Gobierno estableció hace unos años fondos en los cuales invertir ingresos extraordinarios.

Los superávits superiores a 0,5% del PIB se destinan al Fondo de Estabilización Económica y Social y a un fondo de reserva de pensiones, hasta ciertos límites.

El año pasado, el gobierno retiró alrededor de US$9.000 millones de uno de los fondos para financiar el déficit y el paquete de estímulo.

Caen ingresos. Los ingresos gubernamentales cayeron 23,2% interanual en 2009 debido a los menores pagos de impuestos de las mineras privadas, las menores ventas de cobre causadas por la caída en los precios del cobre y una baja general de los ingresos tributarios.

El gobierno chileno, por medio de la estatal Corporación Nacional del Cobre  (Codelco) es el mayor productor mundial del metal rojo, con cerca de 1,7 millones de toneladas métricas.

La deuda bruta del gobierno a fines de año aumentó a 6,3% del PIB, comparado con 5,9% del PIB a fines del tercer trimestre. Durante 2008, la deuda bruta del Gobierno alcanzó 5,2% del PIB.

En 2008, Chile registró un superávit equivalente a 5,2% del PIB, inferior al superávit récord de 8,7% del PIB de 2007.