Dalian, China.- China pondrá fin a los límites de propiedad para los inversores extranjeros en su sector financiero en 2020, un año antes de lo previsto, dijo este martes el primer ministro Li Keqiang.

China también abrirá aún más su sector de fabricación, incluida la industria automovilística, al tiempo que reducirá su lista de inversiones negativas que restringe la inversión extranjera en algunas zonas, dijo Li al Foro Económico Mundial en la ciudad portuaria de Dalian, en el noreste de China.

El mensaje de Pekín de que está acelerando el ritmo de apertura se produce después de que los presidentes de China y Estados Unidos acordaran este fin de semana reiniciar las conversaciones comerciales en un nuevo intento de llegar a un acuerdo y poner fin a su guerra arancelaria.

“Alcanzaremos la meta de abolir los límites de propiedad en valores, futuros y seguros de vida para los inversores extranjeros para el año 2020, un año antes que en la planificación original de 2021”, dijo Li.

Sin embargo, los analistas dudan de que el alto el fuego conduzca a un alivio sostenido de las tensiones, y advierten que la persistente incertidumbre podría frenar el gasto empresarial y el crecimiento mundial.

“Alcanzaremos la meta de abolir los límites de propiedad en valores, futuros y seguros de vida para los inversores extranjeros para el año 2020, un año antes que en la planificación original de 2021”, dijo Li.

China está avanzando en su agenda para demostrar al mundo que no dejará de abrir su sector financiero, dijo Li, quien agregó que el Gobierno también reducirá el año próximo las restricciones de acceso al mercado para los inversores extranjeros en servicios de telecomunicaciones y de transporte.

El domingo, China redujo a 40 el número de sectores sujetos a restricciones a la inversión extranjera, frente a los 48 de la versión anterior, una medida ampliamente esperada, anunciada en junio del año pasado.