Pekín. El banco central de China anunció este martes que elevará los requerimientos de reservas de los bancos en 0,5 puntos porcentuales a partir del 18 de enero, en la señal más clara hasta ahora de que ha comenzado a endurecer su política monetaria.

Es la primera vez en que el Banco Popular de China ajusta el monto de depósitos que los bancos comerciales deben mantener como reserva, desde que rebajó el ratio en diciembre del 2008 como parte de su ciclo de flexibilización de la política monetaria.

"El alza del ratio de reserva es una fuerte señal de que el banco central está acelerando sus esfuerzos para absorber el exceso de liquidez. Enfrenta un duro desafío para hacerlo, dado el gran monto de papeles y repos que vencen este trimestre y la liberación de fondos de la cuenta fiscal", comentó Shi Lei, analista de Bank of China en Pekín.

"La medida podría drenar cerca de 200.000-300.000 millones de yuanes del mercado, pero realmente se necesitan drenar cerca de 700.000-800.000 millones de yuanes. La medida apunta a más alzas, dos o tres alzas más hasta junio", auguró.