San Petersburgo, Xinhua. El presidente chino, Xi Jinping, y su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, prometieron este jueves impulsar la solidaridad y la cooperación entre los países del Brics.

China y Brasil, ambas economías emergentes y miembros del grupo de los Brics, deben fortalecer la comunicación y coordinación para oponerse al proteccionismo comercial, salvaguardar los intereses comunes de los mercados emergentes y continuar contribuyendo al crecimiento global, dijo Xi cuando se reunió con Rousseff antes de la cumbre del G-20 en la ciudad rusa de San Petersburgo.

China apoya a Brasil en auspiciar la cumbre del Brics, que agrupa a Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica, prevista para celebrarse el año próximo, señaló Xi.

China espera que Brasil pueda continuar ejerciendo una influencia positiva en la región de América Latina para llevar adelante el establecimiento de un foro de cooperación China-América Latina y profundizar en la asociación de cooperación integral entre China y la región, añadió Xi.

Respecto a los lazos bilaterales, Xi dijo que China y Brasil deben aprovechar al máximo sus ventajas complementarias e impulsar la cooperación en campos tales como la energía, la minería, la agricultura y la construcción de infraestructuras.

Por su parte, Rousseff dijo que Brasil espera fortalecer la coordinación de alto nivel con China y optimizar la estructura del comercio en ambas direcciones.

Brasil apoya que empresas brasileñas y chinas cooperen estratégicamente en campos como el petróleo, la logística y la construcción de infraestructuras de transporte, dijo la presidenta.

Frente a una recuperación global débil, los mercados emergentes, incluidos Brasil y China, necesitan reforzar la comunicación y la cooperación para instar a algunos países a adoptar políticas económicas responsables y promover la reforma del sistema financiero internacional, añadió.

Brasil está dispuesto a ayudar a hacer avanzar los lazos entre China y la región de América Latina, señaló.

Asimismo, la presidenta brasileña invitó a Xi a visitar Brasil y asistir a la cumbre de los BRICS el año próximo, momento en que se celebra el 40 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Brasil y China.