Londres. El cobre bajaba este martes por el alza del dólar y el aumento de la cautela de los inversionistas tras un reciente avance de los activos de riesgo.

A las 1058 GMT, el cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) se negociaba a US$7.405 la tonelada desde US$7.470 al cierre del lunes y comparado con un mínimo en la sesión de US$7.388.

"Las monedas están teniendo un impacto a lo largo del día, el dólar más firme y las acciones en baja", dijo Daniel Major, analista de RBS Global Banking & Markets.

"Desde una perspectiva macro, hay muchas fuerzas en contra que podrían amenazar, y hay motivos para seguir bastante cautos sobre el panorama para los activos de riesgo como las materias primas", añadió.

Luego de un repunte de 5,5% a inicios de la semana pasada,  en parte por el terremoto en Chile, principal proveedor de cobre, el precio del metal ha disminuido en un rango que oscila de US$7.255 y US$7.634.

El euro operaba más flojo contra el dólar después de que el primer ministro griego George Papandreou advirtió que si la crisis de su nación empeora, podría llevar a un nuevo declive económico global.

La recuperación del dólar encarece los metales valorados en esa unidad para los tenedores de otras divisas.

El cobre ha tenido "una subida bastante buena y (...) la gente esperaba una mayor recuperación del euro que debilitara algo al dólar", dijo William Adams, analista de Basemetals.com.

"Sin esa debilidad, algunos de los metales tienen dificultades. Probablemente tendremos un día de consolidación (...) quizá hagan una pausa por algún tiempo", agregó.

Pero muchos analistas dicen que la percepción económica subyacente sigue mostrando indicios de mejora y que los metales industriales podrían avanzar este trimestre, a medida que se disipan los temores de una nueva recaída en la recesión en los países más desarrollados.