La Sala Plena de la Corte Constitucional no aceptó la solicitud planteada por el Ministerio de Hacienda para que se suspendiera -por el término de un año- los alcances del fallo que limitó la facultad del Gobierno Nacional para fijar los precios de los combustibles.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, propuso a la Corte Constitucional por lo menos un año para poner en práctica la sentencia relacionada con la fijación de precios de los combustibles en Colombia.

En carta enviada a la máxima corporación, el ministro de Hacienda considera que de hacerse efectivo de inmediato el fallo de inexequibilidad tendría "implicaciones macroeconómicas".

Recuerda el ministro de las Finanzas Públicas que el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), "tiene por objeto atenuar el impacto en el mercado interno de las fluctuaciones de los precios internacionales, de modo tal que las alzas de precio internacional no impacten directamente a los consumidores colombianos".

Destaca que durante el período de existencia del Fondo "únicamente ha tenido superavit en el segundo trimestre de 2012, por concepto de consumo de gasolina por valor de $2.274 millones".
De acuerdo con el ministro de Hacienda, "en atención a la trascendencia del asunto y sus implicaciones económicas y sociales, de manera respetuosa se solicita que los efectos de la presunta sentencia de inconstitucionalidad se difieran como mínimo por 6 meses, de modo tal que el legislativo tenga la oportunidad de efectuar los ajustes que sean necesarios, en el marco de un debate analítico y claro para el país".