Bogotá, EFE. El gobierno colombiano destinará 44 billones de pesos (unos US$23.055 millones) del presupuesto de 2014 al pago de pensiones, anunció el presidente Juan Manuel Santos.

Esa cifra supone un incremento de seis billones de pesos (unos US$3.144 millones) con respecto a la de este año, dijo Santos, quien señaló que el sistema de seguridad social no alcanza a financiarse por sí solo y por eso el Gobierno tiene que destinar parte del presupuesto al pago de pensiones.

"Nosotros tenemos un problema muy serio, a pesar de que Colombia es uno de los países que tiene el menor porcentaje de población pensionada", dijo Santos en el acto de posesión del nuevo presidente de la administradora colombiana de pensiones Colpensiones, Mauricio Olivera.

Según el mandatario, "el momento más difícil de todo el ciclo" se va a tener "el año entrante", pero después el pago de pensiones empezará a perder importancia en el engranaje económico del país.

Santos agregó que el sistema de seguridad social colombiano "fue mal diseñado, mal administrado, y hoy necesita del presupuesto nacional para poder cumplir con sus obligaciones".