Bogotá. Los flujos netos de capital que ingresaron a Colombia en 2010 hasta el 5 de febrero llegaron a US$576 millones en comparación con los egresos de US$183 millones de igual período de un año antes, informó el banco central.

El cambio se produjo gracias a las operaciones de divisas en el país, como la ausencia de intervención del banco central este año. En enero y febrero de 2009, el banco vendió US$369 millones en dólares para evitar el peso colombiano se depreciara demasiado.

El país recibió US$778 millones en inversión extranjera directa en el período, lo que representa una merma del 10% frente a los US$867 millones de un año antes. El banco mide la inversión extranjera directa por el flujo de dólares que ingresa al país, excluidas las importaciones de bienes y servicios.

Del total de la inversión extranjera directa, US$687 millones se destinaron a los sectores petrolero y minero, un incremento del 11% frente al mismo período de 2009.

Las remesas de dinero de parte de colombianos que viven en el extranjero en el período comprendido entre el 1 de enero y el 5 de febrero disminuyeron 14% a US$417 millones.

Las cifras sobre la inversión extranjera mostraron un ingreso neto de US$200.000 en el lapso, lo que se compara con el ingreso de US$45 millones en el mismo periódo del 2009.

En 2009, Colombia registró flujos netos de capital de US$7.060 millones en 2009, menor a los US$8.050 millones de 2008.

Las reservas netas totales del banco central al 5 de febrero ascendían a US$25.130 millones, frente a los US$23.580 millones de un año antes.