El desempleo volvió a aumentar en Colombia durante diciembre del año pasado hasta alcanzar el 11,3%, desde el 10,6% de igual mes de 2008.

El Dane informó que la desocupación en el país está afectando a más de 2,4 millones de colombianos, una cifra preocupante si se tiene en cuenta que para este año no hay expectativas de un importante dinamismo de la economía.

La inversión extranjera está llegando a un menor ritmo y la poca que ha ingresado a la economía no es generadora de empleo masivo; la mayoría de estos recursos van para el sector de la minería y los hidrocarburos, escasos en la generación de mano de obra.

El informe del Dane indica que los ocupados en diciembre pasaron de 17,6 millones en 2008 a 19,1 millones un año después. En este período el número de desocupados pasó de 2,09 millones en el último mes de 2008 a 2,4 millones para similar periodo de un año después, lo cual indica que se dejaron de crear 335.000 puestos de trabajo.

Para todo el año 2009, el desempleo nacional fue de 12% frente a 11,3% registrado entre enero y diciembre de 2008. Para las 13 áreas metropolitanas, la tasa de desempleo promedio se ubicó en 13%, superior en 1,5 puntos porcentuales a la registrada en el mismo período del año anterior que había sido de 11,5%.

El Dane informó que las ciudades con mayor desempleo siguen siendo Pereira con 20,1%, Popayán con 18,4% y Quibdó con 17,9%. En las capitales donde se presentó el menor desempleo están Bucaramanga con 8,5%, San Andrés 8,9% y Barranquilla con 9%.

Sin lugar a dudas, el dolor de cabeza del Gobierno es el crecimiento del desempleo en los jefes de hogar porque son, ellos y su núcleo familiar, los que más presionan la tasa de desempleo del país.

El informe del Dane indica que los jefes de hogar en el período enero-diciembre de 2009, presentaron una tasa de desempleo de 6,2%. En el trimestre móvil octubre diciembre, la desocupación creció de 5,2% a 5,6%.