El presidente de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Barroso, dijo este domingo que se considerarán medidas de sanción si Francia no cumple sus compromisos financieros.

Barroso exhortó al gobierno a emprender reformas más audaces y a respetar sus promesas económicas.

"Francia ha realizado esfuerzos significativos durante los últimos cinco años, pero si la comisión cree que el país no respeta el pacto de estabilidad, tiene el deber de actuar. Hay procedimientos que deben ser seguidos", dijo el presidente de la comisión.

Hablando con la transmisora local Europe 1, Barroso elogió los esfuerzos de uno de los principales motores de la eurozona para arreglar los problemas económicos nacionales, pero señaló que todavía se necesitan reformas más audaces encaminadas principalmente a aumentar la competitividad.

"En nuestra opinión, el principal problema de Francia es (la manera de impulsar) la competitividad. Si no soluciona ese problema, no habrá crecimiento", dijo el funcionario europeo.

"El gobierno francés anunció que tomará medidas para contrarrestar los crecientes costos para las empresar y este es un problema debido a que no genera condiciones favorables para la creación de empleos", agregó Barroso. La Unión Europea ofreció dos años extra a Francia para cumplir sus compromisos financieros y para "corregir el excesivo déficit a más tardar en 2015", en lugar de 2013.

Tras presentar el miércoles pasado su propuesta de presupuesto para 2014, el gobierno socialista redujo el estimado de crecimiento para 2014 a 0,9% desde el 1,2% previsto antes y elevó la diferencia presupuestal del objetivo inicialmente establecido en 3,7% a 4,1%.