Bruselas/Berlín. Las agencias de calificación crediticia deberían tener en cuenta la ayuda que se prevé entregar a Grecia cuando evalúen la situación financiera del país heleno, dijo este miércoles la Comisión Europea.

"Lo que esperamos es que cuando las agencias de calificación de crédito evalúen el riesgo griego, tengan en cuenta los fundamentos de la economía griega y el paquete de apoyo preparado por el BCE (Banco Central Europeo), el FMI (Fondo Monetario Internacional) y la Comisión (Europea)", dijo la portavoz Chantal Hughes en una rueda de prensa.

A su vez, la comisión sostuvo que el plan de Portugal para reducir su déficit presupuestario es creíble, aunque el país puede necesitar algunas medidas fiscales adicionales.

"Sigue siendo un programa sólido y ambicioso, y alcanzable", dijo el portavoz de la comisión Amadeu Tardio, reiterando la evaluación de las finanzas públicas lusas que se publicó este mes.

La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's rebajó este martes la nota de la deuda de ambos países. Los bonos griegos descendieron al estatus de "basura", mientras que Portugal sufrió un recorte de dos escalones, a A-.

Avanzan negociaciones. El presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, dijo el miércoles que las negociaciones sobre la deuda de Grecia avanzan por buen camino y que no hay intención de reestructurarla.

"Las negociaciones están avanzando, van por buen camino y no hay preguntas sobre reestructurar la deuda", dijo Van Rompuy en una conferencia de prensa en Tokio, donde se encuentra realizando una visita de cuatro días.

Van Rompuy dijo que se llamaría a una reunión de jefes de Estado del Eurogrupo, o zona euro, cerca del 10 de mayo.

Fuentes de la presidencia de la UE, liderada por España, habían dicho que los líderes de la Unión Europea estaban discutiendo la posibilidad de sostener una cumbre especial en Bruselas el 10 de mayo para activar un paquete de ayuda para Grecia.

Fenómenos distintos. En tanto, el economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Juegen Stark, estimó que no hay comparación entre las situaciones de Portugal y Grecia.

"No veo conexión entre Portugal y Grecia, Grecia es un caso individual", declaró Stark, cuando se le preguntó si Portugal había sido tratado de manera injusta por los mercados.

Grecia ha pedido el apoyo de sus socios en la eurozona y del FMI para refinanciarse, aunque Stark señaló que de momento el BCE no se ha planteado comprar bonos griegos.

Los mercados no están convencidos de que los gobiernos tendrán la voluntad política para alcanzar y apoyar un acuerdo sobre la ayuda, especialmente en Alemania, donde la opinión pública se opone firmemente a ayudar a Grecia y donde el partido de la canciller Angela Merkel arriesga una derrota en elecciones regionales el 9 de mayo.