Zurich. El Comité de Estabilidad Financiera, encargado por el G-20 de coordinar la regulación nacional en respuesta a la crisis económica, acogió este sábado las propuestas estadounidenses para limitar el tamaño y las actividades comerciales de los bancos.

Las propuestas están en un rango de opciones que el comité está considerando, mientras aborda el riesgo de que los bancos sean "demasiado grandes para caer", indicó en un comunicado el FSB (por sus siglas en inglés).

Grandes economías europeas han ofrecido apoyo al plan del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el cual podría reescribir el orden financiero mundial, pero indicaron que no tienen previsto seguir el ejemplo.

El FSB está considerando varias otras opciones para responder al problema de "demasiado grande para caer", que incluyen el tamaño del capital, apalancamiento, requisitos de liquidez, mejores propuestas de supervisión y una simplificación de las estructuras de las firmas.

"Será necesaria una mezcla de propuestas para responder al problema de 'demasiado grande para caer', dados los distintos tipos de instituciones y contextos nacionales e internacionales implicados", precisó FSB.

"Al mismo tiempo, estas propuestas deben preservar un mercado integrado de servicios financieros y no crear arbitraje regulatorio a través de un campo de juego desigual", agregó.

FSB realizará recomendaciones a los líderes de G-20 en octubre y publicará un reporte provisorio poco después de una cumbre del grupo grandes economías industrializadas y emergentes, programada para junio.