Sao Paulo. La confianza del consumidor brasileño disminuyó en febrero respecto a enero, debido a un empeoramiento tanto de la evaluación de la situación actual como de las expectativas, mostró este miércoles un sondeo privado.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de la Fundación Getulio Vargas (FGV) cayó 2,2% respecto al mes anterior, a 110,2 puntos, con ajuste por estacionalidad.

El componente sobre la situación actual retrocedió 0,8%, pasando del récord de 124,6 puntos en enero a 123,6 puntos en febrero.

El de expectativas, en tanto, bajó 3%, a 103 puntos, el menor nivel desde abril de 2009.

"La mayor contribución (de baja) para el índice de confianza del consumidor en el mes fue dada por el ítem que mide la satisfacción con la situación económica local en el momento", dijo la FGV.

"Entre enero y febrero, la proporción de los que evalúan la situación actual como buena disminuyó de 19,8 a 16,9%; la de los que creen que es mala aumentó de 26,9 a 27,1%", añadió la entidad.

El estudio fue realizado entre el 1 y el 19 de febrero, en más de 2.000 domicilios de siete capitales de estados del país.