Francfort. Los bancos centrales tienen armas ilimitadas si utilizan medidas no convencionales, incluso cuando las tasas de interés están cerca del cero por ciento, según el consejero del Banco Central Europeo Athanasios Orphanides.

"La política monetaria puede continuar con una política expansiva no convencional, incluso cuando las tasas a corto plazo estén cerca de cero", expresó, y agregó que "el margen para flexibilizaciones convencionales puede ser limitado, pero las armas para flexibilizaciones no convencionales son ilimitadas".

Orphanides señaló que un banco central no puede garantizar la estabilidad de precios si no tiene una independencia política absoluta.

"La independencia debe defenderse permanentemente, especialmente en jurisdicciones en las que la independencia no está protegida por un tratado constitucional", dijo.