La nueva clase media peruana está conformada por nueve millones de ciudadanos que tienen un ingreso promedio de 1.850 nuevos soles, informó la consultora Arellano Marketing al difundir un estudio realizado en 14 ciudades del país.

De acuerdo a esa investigación, el 57% de los peruanos pertenecen a la clase media en general, pero el 39% de la población pertenece a la nueva clase media mientras que el 18% a la clase media tradicional.

El gerente general de Arellano Marketing, Rolando Arellano, explicó que la nueva clase media es un segmento influenciado por procesos migratorios, que difiere con las tendencias económicas y hábitos de consumo de la clase media tradicional.

Indicó que estas personas no han adquirido las costumbres propias de la clase media tradicional, como apostar por un trabajo dependiente o una carrera universitaria.

Son personas que no han heredado una casa porque sus familiares cercanos proceden de una ciudad distinta. Por lo tanto, no tienen historia con la ciudad en la que habitan actualmente, comentó.

Detalló que los ingresos declarados por los ciudadanos de esa nueva clase media son de alrededor de 1.850 soles (unos US$651), mientras que los de la clase media tradicional es de 2.070 soles (unos US$728).

Según el estudio, el poder adquisitivo de los ciudadanos de los dos tipos de clase media es similar, pero el nivel de gasto de la nueva clase media es más discrecional.

Por ejemplo, el 51% de esta nueva clase media tiene una vivienda propia, y un 14% ha optado por comprar un vehículo.

Asimismo, un 39% considera que culminar el colegio es su máximo grado educativo, no obstante, hay una mayor valoración de los estudios superiores a nivel técnico que los universitarios.

"Se trata de una clase media divergente, y sorprendentemente es el segmento más grande del país al representar el 39% de la población", acotó.