El gobierno surcoreano destacó que el tratado de libre comercio (TLC) que mantiene con la Unión Europea (UE) ayudó a mantener a flote buena parte de sus exportaciones pese a la persistente crisis que afecta al Viejo Continente.

Según el ministerio de Comercio, Industria y Energia surcoreano, las exportaciones del país a la UE en los últimos once meses fueron por valor de US$43.700 millones (unos 340 millones de euros).

Aunque esta cantidad representa una caída del 6,5% con respecto al mismo período del año anterior, el ministerio aseguró en un comunicado que las exportaciones, que constituyen el 50% del PIB surcoreano, habrían caído a un ritmo aún mayor de no haber sido por el acuerdo firmado hace casi dos años.

El tratado bilateral entró en vigor el 1 de julio de 2011.

"Pese a la caída de la demanda en Europa, las ventajas del TLC Corea del Sur-UE actuaron como un pilar que evitó que las exportaciones del país se precipitaran", explicó el documento.

Para ilustrar esto, puso como ejemplo la caída del 2,1% interanual de las exportaciones surcoreanas a Europa entre julio de 2012 y febrero de 2013, muy por debajo del descenso del 12.4 por ciento en el mismo periodo de los envíos a Japón, un importante socio comercial con el que Seúl aún no ha firmado un TLC.

El ministerio también destacó cómo el acuerdo ha ayudado mantener estable el flujo de inversión europea en el país asiático y como ha ayudado a crear nuevos mercados en Europa para bienes surcoreanos.

En este sentido, puso como ejemplo los bolsos y equipajes fabricados en Corea del Sur, cuyas exportaciones crecieron un 500% en el primer año después de firmarse el TLC y volvieron a aumentar en los últimos 11 meses un espectacular 882,6%.

El TLC bilateral contempla la eliminación por etapas del 96% de los aranceles a los productos de la UE y el 99% a los procedentes de Corea del Sur en los tres años siguiente a la firma, además de reducir a cero los gravámenes a productos industriales en cinco años.