El gobierno de Costa Rica firmó el decreto que pone en vigencia un crédito por US$200 millones otorgado por el Banco Mundial para financiar proyectos de modernización en las universidades estatales.

El proyecto de crédito había sido ratificado por la Asamblea Legislativa el pasado 4 de junio, por lo que solo restaba la firma de la presidenta del país, Laura Chinchilla, para que el financiamiento se haga efectivo.

La firma se realizó en una conferencia de prensa tras el Consejo de Gobierno, donde participaron el ministro de Educación, Leonardo Garnier; y los rectores de las cuatro principales universidades del país.

La Universidad de Costa Rica, Universidad Nacional, Universidad Estatal a Distancia y el Instituto Tecnológico, se distribuirán el monto del financiamiento en partes iguales de US$50 millones cada uno.

Con estos dineros, los centros de educación superior pública financiarán proyectos de modernización en sus instalaciones, apertura de nuevas carreras, otorgamiento de becas y equipamiento para sus laboratorios, entre otros.

El rector de la Universidad Estatal a Distancia y presidente del Consejo Nacional de Rectores (CONARE), Luis Guillermo Carpio, aseguró que este financiamiento es un hecho histórico para las universidades estatales costarricenses.

El ministro de Educación, Leonardo Garnier, aseguró que este es el financiamiento externo más alto que ha recibido la educación pública universitaria costarricense, el cual permitirá la modernización de las universidades y el financiamiento de sus distintos proyectos.