Sala de Inversión. La inestabilidad política y social que que se vive países como Portugal y Egipto, sumado a las malas cifras entregadas por China respecto de la actividad no manufacturera, han hecho que los futuros del S&P 500 se transen 9,30 puntos a la baja, dada la coyuntura.

Todo lo anterior ha generado que los mercados aguarden la publicación de las solicitudes iniciales y continuadas de subsidios por desempleo, el informe de ADP sobre la variación en el empleo, la balanza comercial y el PMI no manufacturero de ISM, así como los resultados de International Speedway Corporation (ISCA) y Bassett Furniture Industries (BSET).

En la negociación previa a la apertura, Micron Technology (MU) y Abercrombie & Fitch Company (ANF) avanzan un 0,35% y 0,25%, mientras que Cisco Systems (CSCO) y Lowe's Companies (LOW) pierden un 0,90% y 0,40%, respectivamente.

En Europa, los mercados operan en rojo, dada la inestabilidad política en Portugal y Egipto, y tras el descenso de los datos oficiales sobre la actividad no manufacturera en junio, que repercutió negativamente sobre la confianza de los inversores. En la plaza londinense, a media sesión, el índice FTSE 100 británico cae un 1,60%, hasta las 6.203,30 unidades. En el mercado de Fráncfort, el selectivo DAX cede también un 1,60% hasta los 7.782,50 puntos, al igual que el CAC 40 parisino, que cae hasta las 3.681,10 unidades.

En Asia, los mercados finalizaron la sesión con signo negativo, reflejando así las pérdidas sufridas en Wall Street la pasada noche. En la plaza tokiota, el índice Nikkei 225 perdió un 0,31%, hasta las 14.055,56 unidades.

En lo que respecta al entorno de las divisas, el dólar ha perdido terreno frente a las principales monedas hoy, en la antesala de la publicación del informe de ADP sobre el mercado laboral en los EE.UU., que se espera indique que las empresas estadounidenses crearon más empleo en junio.

Así mismo, existe una gran expectación en el mercado en torno a las cifras semanales sobre las solicitudes de subsidios por desempleo y los datos relativos a la actividad manufacturera de ISM en los EE.UU. Mientras, el euro se ha debilitado en relación al dólar, en respuesta a los altos rendimientos de los bonos en Portugal, España e Italia, dado el temor de que la creciente incertidumbre política en Portugal podría alimentar una nueva ronda de la crisis de deuda en la Euro Zona.

Por su parte, la libra esterlina ha avanzado en relación al dólar, ya que la actividad del sector servicios en el país británico creció en junio al máximo ritmo registrado desde marzo de 2011. El billete verde ha cedido un 0,98% frente a la libra esterlina, mientras que ha sumado un 0,16% frente al euro.

En materia macroeconómica internacional, ajustado estacionalmente, el PMI del sector servicios en el Reino Unido escaló de forma imprevista en junio hasta los 56,90 puntos, alcanzado así su máximo nivel desde marzo de 2011, y frente a los 54,90 indicados en el mes anterior.

Las ventas minoristas en la Zona Euro disminuyeron un 0,10% en mayo en comparación con el mismo mes del año anterior, por debajo del consenso del mercado, mientras que en abril se redujeron un 1% interanual (dato revisado).

Según datos ajustados estacionalmente, el PMI del sector servicios en el país germano se expandió en junio hasta los 50,40 puntos, por debajo de las estimaciones de los expertos y de los 51,30 previamente estimados, frente a los 49,70 reportados en mayo.

El PMI del sector servicios en la Zona Euro ascendió hasta los 48,30 puntos en junio, cifra inferior al pronóstico de los expertos, así como a la estimación preliminar de los 48,60 y a los 47,20 obtenidos en mayo.

Jerome Powell, Gobernador de la Reserva Federal (Fed) de los EE.UU, ha indicado que el organismo podría decidir prolongar su actual postura monetaria acomodaticia “durante bastante tiempo” ya que, a pesar de que la economía de la superpotencia sigue mostrando signos de recuperación, es necesario tomar medidas para poner remedio a la creciente inflación y a la elevada tasa de desempleo en el país.

Según cifras oficiales, el PMI del sector no manufacturero en China se redujo hasta los 53,90 puntos en junio, por debajo de los 54,30 indicados en el mes anterior, mientras que el PMI del sector servicios elaborado por HSBC ascendió en junio hasta los 51,30 puntos, tras los 51,20 de mayo.