El gobierno de Cuba acusó a Estados Unidos de intensificar en las últimas semanas su política de bloqueo al aplicar multas millonarias a un banco italiano y a una compañía de turismo norteamericana por operar con la isla.

La Cancillería cubana indicó en una declaración publicada en su sitio web que la Oficina para el Control de los Activos Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés) del Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso el pasado 28 de junio al banco italiano Intesa Sanpaolo S.p.A. una multa de casi US$3 millones porque procesó 53 transferencias a favor de Cuba entre 2004 y 2008.

"La aplicación extraterritorial de esta sanción pone en evidencia la desfachatez con que Estados Unidos trata a sus socios europeos y sienta un precedente negativo para otras instituciones que comercian con Cuba", sostiene el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de la isla.

La Habana también critica el caso de la American Express Travel Related Services Company, una de las mayores agencias operadoras de turismo de Estados Unidos y a la que el 22 de julio la OFAC sancionó por valor de US$5,2 millones.

De acuerdo con las alegaciones de la OFAC, subsidiarias extranjeras de esta compañía y sus representaciones fuera de EE.UU., vendieron 14.487 boletos aéreos para viajar a Cuba desde terceros países, al margen de la licencia que posee American Express Travel para gestionar viajes a la isla para los grupos "pueblo a pueblo".

Esta es la segunda multa en menos de un mes y la quinta en lo que va de año a esa compañía, añade el Minrex que atribuye esas sanciones con "la obsesión estadounidense de evitar a toda costa que los estadounidenses viajen libremente a Cuba".

La Habana considera que Estados Unidos hace una vez más "concesiones absurdas" a los detractores del cambio de política hacia Cuba, y hace "caso omiso" al amplio reclamo popular de liberar totalmente los viajes desde EEUU a la isla.

Asimismo critica estas acciones con las que EEUU "refuerza la aplicación extraterritorial" del bloqueo al imponer multas a empresas extranjeras y nacionales por sus operaciones en terceros países.

"El objetivo fundamental de esta criminal e inhumana política sigue siendo causar daño y sufrimiento al pueblo cubano", concluye.

Cuba afirma que el bloqueo económico decretado por Estados Unidos en 1962 ha supuesto a la isla daños superiores a un billón de dólares durante medio siglo, según cálculos oficiales.