La Habana. Cuba está ofreciendo a empresarios extranjeros una tasa del 2% de interés anual durante cinco años, como parte de un plan para devolver cientos de millones de dólares congelados en bancos locales tras la crisis financiera que mantiene a la isla sin liquidez, dijeron diplomáticos y empresarios.

El gobierno espera que los pagos de intereses animen a las empresas a seguir haciendo negocios con Cuba, una isla que depende de las importaciones, mientras el país desbloquea gradualmente las cuentas congeladas.

El objetivo es hacer esto sin que se agoten las reservas financieras del gobierno comunista. La oferta de los bancos estatales consiste en realizar pagos mensuales durante cinco años con 2% de interés, con la salvedad de que los pagos puedan incumplirse sin penalidad cuando el dinero no esté disponible.

"Algunas personas están tomando el acuerdo. Es una oferta que no puedes rechazar", dijo un funcionario comercial occidental.

Bancos cubanos informaron por primera vez en noviembre del 2008 que no tenían divisas para respaldar el peso convertible o CUC, moneda en la que muchas de las empresas extranjeras hicieron sus negocios.

En aquel momento, muchos empresarios vendieron sus productos a cambio de CUC, que los bancos recibieron al tipo de cambio de US$1,08 estadounidenses, entregando dinero en efectivo o transfiriendo los fondos fuera del país.

Pero los bancos dijeron que las pérdidas provocadas por tres potentes huracanes en el 2008, las oscilaciones de los precios de las importaciones y la caída de los precios de exportaciones clave como el níquel, así como la crisis financiera, causaron una crisis de liquidez que obligaba a la paralización "temporal" de las cuentas foráneas.

Cuentas congeladas. En febrero del 2009, cientos de proveedores y empresas mixtas con el Gobierno comunista tenían unos US$1.000 millones congelados en bancos cubanos.  En agosto del 2009, el gobierno liberó parte de los fondos bloqueados para que las empresas mantuvieran sus ventas en el país.

Tras recibir el plan de pago de Cuba, algunas empresas han solicitado por adelantando parte de los fondos bloqueados y otras una tasa de interés más elevada, dijeron las fuentes.

Pero los intentos de negociar la oferta no han prosperado y han recibido como respuesta un "nos pondremos en contacto con usted", y una explicación de que no corresponde a los bancos, dijeron las fuentes que pidieron mantenerse en el anonimato por temor a represalias del gobierno.

"El mensaje es que los proveedores han tenido un buen negocio con altos márgenes con los años, y lo podrían tener de nuevo si ellos se quedan", dijo un empresario europeo.

El gobierno no ha facilitado ninguna información sobre el número y las cantidades en las cuentas congeladas, pero el presidente Raúl Castro dijo en un discurso en diciembre "que se han reducido en más de un tercio las retenciones de pagos acumulados (...)".

"Ratificamos la firme voluntad de proseguir honrando hasta el último centavo de los compromisos asumidos, en correspondencia con las posibilidades de la economía", dijo Castro en la Asamblea Nacional de Cuba (Parlamento).

La oferta no se extiende a los socios de las empresas conjuntas y las compañías extranjeras que administren hoteles y bancos. Estas firmas también han tenido dificultades financieras con el gobierno cubano, pero se comenta que impulsan sus propios arreglos para recuperar los fondos.

Funcionarios cubanos dijeron en diciembre en la Asamblea Nacional que la crisis económica del país se había estabilizado, pero que el gasto del gobierno sería limitado en el 2010.