Santo Domingo. El principal partido opositor de República Dominicana cuestionó la cifra oficial de crecimiento de la economía del orden de 3,5%, anticipada por el Banco Central, dado el impacto que sufrió el país de la crisis económica global.

Un informe de la comisión de Política Económica del socialdemócrata Partido Revolucionario Dominicano (PRD) aseguró que lejos de crecer, la economía del país caribeño se contrajo entre 4 y 5%.

La colectividad opositora sostuvo que el decrecimiento se debió a nivel externo, a una fuerte caída de las exportaciones e importaciones, las remesas y la inversión extranjera. Asimismo, por el lado interno, las ventas de las empresas se habrían desplomado en el año, lo mismo que la actividad del sector industrial y de servicios.

En su informe de fin de año, el Banco Central había previsto una expansión de la economía dominicana de cerca de 3,5% en 2009, más que lo previsto inicialmente por las autoridades, gracias a un aumento del crédito privado y a las medidas de estímulo fiscales y monetarias.

La expansión de este año significaría una desaceleración respecto al crecimiento de 4,8% que experimentó el Producto Interno Bruto (PIB) del país el año pasado, según la institución rectora de la política monetaria.

Pero la economía dominicana ha sentido este año los efectos de la crisis financiera mundial, que redujo sus envíos a Estados Unidos, su principal socio comercial, y provocó una caída en el turismo, en las remesas de dinero y en las importaciones.

El negativo contexto interno y externo y la drástica reducción en los ingresos fiscales, que generaron las dudas opositoras sobre las cifras oficiales, obligaron en octubre al Gobierno a recurrir a un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para aspirar a créditos multilaterales.