Tokio. Japón registró en agosto un déficit comercial de mercancías de 960.300 millones de yenes (cerca de US$9.800 millones), debido principalmente a la desvalorización del yen y a la creciente demanda de energía, anunció este jueves el Ministerio de Finanzas en un informe preliminar.

El déficit fue el mayor para el mes de agosto y el sexto mayor para cualquier mes bajo datos comparables que se remontan a enero de 1979.

De acuerdo con el informe, las exportaciones de Japón crecieron 14,7% en agosto con respecto al mismo mes del año anterior gracias al abaratamiento del yen, un aumento que, sin embargo, no logró sobrepasar el de las importaciones, que se incrementaron en 16,0% en el mismo período.

Las exportaciones a China crecieron 15,8% hasta los 1,119 billones de yenes en agosto, mientras que las importaciones desde China aumentaron 17,6% hasta los 1,4231 billones de yenes.

Las exportaciones a la Unión Europea se expandieron 18,0% hasta los 564.500 millones de yenes, y las importaciones desde la región subieron 11,2% hasta los 638.300 millones de yenes.

Las exportaciones a Estados Unidos se dispararon 20,6% hasta los 1,0695 billones de yenes y las importaciones subieron 14,0% hasta los 574.200 millones de yenes.