Río de Janeiro, EFE. El índice de desempleo en Brasil en mayo fue del 5,8% de la población económicamente activa, el mismo nivel que el mes anterior y que en mayo de 2012, según informó hoy el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

De acuerdo con el organismo estatal, Brasil tenía en mayo 1,4 millones de desempleados en las seis mayores regiones metropolitanas del país, en las que se mide el índice nacional, un número estable frente al mes anterior y también en términos interanuales.

En comparación, 23 millones de personas tenían trabajo en esas localidades, según los cálculos del IBGE.

El instituto informó igualmente que la renta promedio de los trabajadores brasileños en mayo fue de 1.863 reales (unos US$824), lo que supone una bajada del 0,3% con respecto a abril y un 1,4% superior a la del mismo mes del año pasado.

Cientos de miles de personas han participado en manifestaciones en todo Brasil desde la semana pasada, pero el desempleo no ha sido una de sus quejas, como en otros países, dadas las bajas tasas de paro.

Sus quejas se dirigieron inicialmente al alza del precio de transporte en Sao Paulo, que fue revocada ayer, y se ampliaron a reclamaciones sobre la corrupción, la deficiencia de los sistemas de salud y educación, y el alto gasto en la Copa Confederaciones y el Mundial de 2014.

La economía brasileña sólo creció un 0,6% en el primer trimestre, por debajo de las expectativas de los economistas, que esperaban una expansión del 0,9%.

Tras haber registrado una expansión del 7,5% en 2010, la economía creció un 2,7% en 2011 y solo un 0,9% en 2012.

El índice oficial de desempleo mide el número de personas que busca trabajo en las ciudades de Recife, Salvador, Belo Horizonte, Río de Janeiro, Sao Paulo y Porto Alegre.