Dubai. El emirato de Dubai abandonó este lunes sus pretensiones de obtener un trato de acreedor preferente en la reestructuración de la firma estatal Dubai World, un cambio de actitud que removió un obstáculo clave en las negociaciones con los acreedores.

El emirato dijo que la reestructuración de unos US$22.000 millones en deudas será "igual" para todos los acreedores.

Una fuente dijo este lunes que Dubai World probablemente no pagará un bono islámico de US$980 millones ligado a su unidad de bienes raíces Nakheel y que tiene vencimiento en mayo.

Dubai World, el endeudado conglomerado cuyas filiales desarrollaron enormes construcciones en Dubai, sacudió en noviembre a los mercados con planes para demorar la devolución de US$26.000 millones ligados a sus divisiones Nakheel y Limitless World.

"El gobierno quiere demostrar que maneja esto de la manera más equitativa posible", dijo el lunes una fuente familiarizada con el asunto. "Vamos a presentar un plan que comparta lo recuperado con los acreedores", añadió.

Dubai World presentará su plan de reestructuración de deuda en marzo. El emirato del Golfo Pérsico dijo que seguirá financiando el capital de trabajo y los pagos de intereses sobre una base no asegurada.

Dubai obtuvo US$10.000 millones a fines del año pasado de bancos de Abu Dabi y de su gobierno, como parte de un programa de bonos soberanos de US$20.000 millones y ha usado alrededor de la mitad.

Dubai canalizó los fondos a través del Fondo de Apoyo Financiero de Dubai, que quería garantías en caso de que en el futuro necesitara más ayuda, por lo que se le otorgó un estatus preferente en caso de insolvencia.

"Si un bolsillo de Dubai está financiando a otro bolsillo de Dubai, ¿por qué ese bolsillo habría de tener un trato diferente que el resto de los bancos comerciales?", comentó Khuram Maqsood, director gerente de Emirates Capital y añadió que no descarta que Abu Dabi vuelva a intervenir.

Dubai gastó US$4.100 millones para pagar el bono de Nakheel de diciembre, después de un rescate de último minuto de su vecino más rico.

Impacto. Todas las opciones están abiertas para el bono de mayo de Nakheel, dijo una fuente, incluida la emisión de un nuevo papel por deuda existente o, de ser necesario, la administración judicial.

"Algunos esperaban que los bonos públicos de Nakheel fueran saldados", dijo Okan Akin, estratega de créditos emergentes de RBS en Londres. "Si ponen a la compañía en administración, resultaría en una recuperación muy lenta," añadió.

La compañía ha estado negociando con un comité no-oficial de siete bancos de Emiratos Arabes Unidos, Reino Unido y Japón, que juntos tienen dos tercios de la exposición total al conglomerado.

Moody's estimó el lunes que la exposición de los bancos locales a Dubai World rondaría los US$15.000 millones.

La agencia calificadora dijo que los bancos de los Emiratos Árabes Unidos están en posición de "lidiar con recortes considerables", pero para los acreedores de Dubai podría ser más difícil acudir a los mercados de capital en forma no tan costosa sin el respaldo del gobierno.