Santiago.- La economía chilena creció en torno al 4% en 2018, ubicándose al frente de las naciones de la Alianza del Pacífico (AP), expresó el ministro de Hacienda de Chile, Felipe Larraín, en afirmaciones difundidas hoy por la prensa local.

     Larraín señaló en una columna publicada por el "Diario Financiero" que además de liderar el crecimiento en la AP (Chile, Colombia, México y Perú), el país volvió a crecer más que el promedio mundial, tras hacerlo a la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) global en años recientes.

     Para el ministro de Hacienda de Chile, la recuperación económica del país sudamericano superó las expectativas de economistas locales y organismos internacionales.

     Entre estos organismos están el Fondo Monetario internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que hace un año esperaban que Chile no superara el 3 por ciento de crecimiento económico.

     Entre los puntos que beneficiaron la cifra destaca el repunte de la inversión, complementó Larraín.

     En el segundo y tercer trimestre de 2018, la inversión creció a tasas interanuales del 7 por ciento.

     "Chile encabezará el aumento de la inversión en América Latina en 2018 y 2019, tras cuatro años de caída sostenida", aseveró Larraín.

     Recalcó, además, el alza de la productividad que creció a tasas superiores al 1 por ciento promedio en el año recién terminado, mientras que la inflación se ha mantenido baja y estable.

     "El crecimiento económico no es un fin en sí mismo, sino un medio para mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas", dijo el ministro.

     Agregó en ese sentido que el mayor dinamismo económico de 2018 se tradujo en la creación de más empleos formales en el sector privado, mientras que se dejaron de crear trabajos por cuenta propia, que en muchos casos "son precarios".

     "Dada la complejidad del contexto internacional y los desafíos locales, el camino no es nada fácil, pero estamos seguros de que en 2019 seguiremos avanzando en transformar a Chile en un país integralmente desarrollado", remató Larraín en la columna.