Washington, EFE. La actividad económica de Estados Unidos creció a una tasa anualizada del 2,5% entre abril y junio, por encima de las previsiones del 1,7%, informó el Departamento de Comercio.

El gobierno indicó que la mejora de las cifras se debió principalmente a un panorama más positivo del comercio internacional, marcado por una aceleración de las exportaciones y un crecimiento más lento de las importaciones.

Pero también fue notable el crecimiento de la demanda interna que aumentó a un ritmo anual del 1,9% en lugar del 1,3% señalado en el cálculo inicial.

El gasto de los consumidores, que en EEUU representa más de dos tercios de la actividad económica, creció un 1,8% en el segundo trimestre, el mismo incremento calculado inicialmente.