Durante el segundo trimestre la economía española cayó un 0,1%, frente a la caída del 0,5% registrada en el primer trimestre, lo que supone una pequeña mejora, según datos divulgados este martes por el Banco de España (BE).

De esta forma, la economía española mejora cuatro décimas en relación a la desaceleración producida entre enero y marzo, añadió el BE, que destacó que el Producto Interior Bruto (PIB) moderó de forma significativa su ritmo de contracción por segundo trimestre consecutivo.

En cuanto al desempleo, el paro también moderó su ritmo de descenso, ya que el Banco de España valoró un retroceso interanual de la ocupación del 4% en el segundo trimestre, es decir, medio punto menos que en trimestre precedente.

Por último, esta nueva estimación del BE coincidió con lo pronosticado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien afirmó que el descenso del PIB será próximo a cero.