Las economías de Brasil y México se consolidarán con un crecimiento por encima del 2%, mientras que Chile y Colombia crecerán a un ritmo superior al 3,5%, y Perú superará el 4%. Esta es una de las principales conclusiones del Informe Económico y Financiero de ESADE 2019, dirigido por David Vegara y elaborado con el apoyo del Banco Sabadell.

El estudio también prevé una nueva caída de la economía argentina (-1,6%) y la prolongación de la grave recesión en Venezuela.

Latam

En general, las economías emergentes y en vías de desarrollo registrarán este año cifras muy similares a las reflejadas en 2018 —India crecerá hasta el 7,4 % y algunas economías del sureste asiático mantendrán este año un crecimiento algo superior al 5%, especialmente Indonesia, las Filipinas y Vietnam—, aunque durante 2019 van a ver cómo se empiezan a desvanecer las expectativas que existían de poder acercarse a los ingresos per cápita de las economías desarrolladas.

Desequilibrios en la balanza de pagos y preocupación por la calidad crediticia en Latam. Desde el año 2013, los desequilibrios de la balanza por cuenta corriente de los países emergentes se han reducido: los superávits de ésta en China y de los exportadores de petróleo ha disminuido, y países como Brasil o México han reducido su déficit por cuenta corriente. Sin embargo, la acumulación de desequilibrios en los últimos años ha facilitado un rápido incremento del endeudamiento externo, que ha aumentado más rápidamente que las exportaciones en muchos casos.

Los países que tienen una deuda externa demasiado elevada, comparada con sus exportaciones, suponen el 40% del PIB de las economías emergentes, excluyendo China. Además, aquellos que combinan una deuda externa elevada con un volumen insuficiente de reservas de divisas se encuentran en una posición más delicada ante posibles shocks externos. Es el caso de Argentina o Ecuador.

Otro motivo de preocupación es el de la calidad crediticia ya que el porcentaje de crédito en situación de riesgo, el concedido a empresas cuyos gastos en el pago de intereses superan sus ingresos, es más elevado que en otras zonas. En este sentido, los expertos de ESADE destacan la muy elevada deuda en Brasil, que se ha incrementado exponencialmente en los últimos años.

Desincronización en la economía en países desarrollados. En general, la expansión económica se mantiene a escala global, aunque en 2019 será menos sincronizada. Entre las economías desarrolladas, cuya media de crecimiento ESADE sitúa en un 2% —y en un 1,5% a partir de 2020—, muchos países reducirán su crecimiento hasta su tasa de crecimiento potencial, como Japón (1,9%), excepto Estados Unidos, que crecerá un 2,5%, gracias aún al efecto de la política fiscal expansiva. Otras economías que crecerán también por encima del potencial son Canadá, Australia, Suecia o Noruega.

La zona euro alcanzará este año la madurez de su ciclo económico, con un crecimiento medio del 1,8%. Las principales dificultades son de tipo político, asociadas albrexit, a las negociaciones para el control del déficit público y a las dificultades para proseguir con la necesaria integración fiscal y financiera. En este sentido, los expertos de ESADE advierten que esta ralentización podría ser mayor si los países más endeudados no reducen su déficit público o las economías alemana y holandesa no aplican políticas más expansivas y recomiendan acelerar la integración económica y fiscal: “La supervivencia de la moneda única europea depende de ello”.

En cuanto al resto de Europa, destacan, por un lado, el incremento cercano al 3% de las economías de los países del Este (especialmente en Chequia y Polonia) y, por otro, el estancamiento de Turquía, con un incremento de su PIB inferior al 0,5%, debido a la crisis financiera y de tipos de cambio del pasado verano. 

ZE, USA y Japón

En el caso de China, que muestra una cierta tendencia a la ralentización (6%-6,5%), el Informe Económico y Financiero de ESADE 2019 advierte que la capacidad de respuesta arancelaria a la guerra comercial con Estados Unidos es limitada y destaca las medidas expansivas tomadas por el gobierno del gigante asiático para combatirla, que implican la introducción de cambios en la regulación de las instituciones financieras —con normas más laxas para la gestión de los activos y de los productos financieros y para la concesión de crédito- y la reducción de varios impuestos, incluido el de la renta y la ampliación en las deducciones de las empresas de sus gastos en I+D. Según los expertos de ESADE, estas medidas son útiles para mantener el crecimiento a corto plazo, pero es necesario tener en cuenta que contribuyen a frenar el ritmo de reducción de desequilibrios alcanzado durante este último año, con la consiguiente generación de peligros a medio y a largo plazo, y que deberán mantenerse bajo control.

Principales riesgos: el proteccionismo, las tensiones financieras y la deuda elevada. Entre los principales riesgos para el crecimiento económico en 2019, el Informe Económico y Financiero de ESADE destaca la intensificación de las políticas comerciales proteccionistas y el aumento de las tensiones financieras, derivado de la amenaza de una normalización más brusca de lo esperado en políticas monetarias o de una corrección abrupta de los precios de los activos. También advierte de los problemas que podría acarrear el alto nivel de endeudamiento a escala global y de la posible extensión a un número creciente de países de políticas económicas no sostenibles.

Acerca de ESADE y ESADE Alumni, su red de antiguos alumnos. Fundada en 1958, ESADE Business & Law School posee campus en Barcelona y Madrid y está presente en São Paulo, Lima, México DF, Bogotá, Santiago de Chile y Buenos Aires. Tiene suscritos acuerdos de colaboración con 169 universidades y escuelas de negocios de todo el mundo. Cada año, más de 11.000 alumnos participan en sus cursos (MBA, Executive Education, grados y másteres universitarios en Dirección de Empresas y en Derecho).

ESADE Alumni, la asociación de antiguos alumnos de ESADE, cuenta con una red de más de 63.000 antiguos alumnos, que desempeñan cargos de responsabilidad en empresas de los cinco continentes. Mediante cerca de 100 grupos profesionales, promueve la formación continua, el desarrollo profesional y la iniciativa emprendedora. Dispone de una red internacional con alumni de hasta 126 nacionalidades, presentes en más de cien países y, desde 2007, lleva a cabo el proyecto ESADE Alumni Solidario, pionero en Europa, gracias al cual más de 1.800 antiguos alumnos han aportado su talento, experiencia y capacidad de gestión de manera voluntaria a más de 450 entidades del tercer sector.

La asociación cuenta con la red de inversores ESADE BAN, nombrada mejor red de business angels privada de Europa por parte de la Red de Business Angels Europea (EBAN). ESADE participa también del parque de negocios ESADECREAPOLIS, un centro pionero dedicado a la innovación en donde se funden la universidad y la empresa. De clara vocación internacional, ESADE se mantiene sistemáticamente en el tiempo en las primeras posiciones del mundo de los principales rankings de escuelas de negocios (Financial TimesBloomberg BusinessweekThe Economist y América Economía). ESADE es miembro de la Universidad Ramon Llull (www.esade.edu).