Lima, Andina. El Banco Central de Reserva (BCR) informó que los economistas que expusieron en la reunión "La Gran Experimentación de las Políticas Monetarias no Convencionales" señalaron que el país estaría preparado para afrontar un posible escenario de menor liquidez en caso la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos retire el estímulo monetario.

En la reunión, organizada por el BCR y el Reinventing Bretton Woods Committee, comentaron que en un entorno de mayor incertidumbre por el posible retiro del estímulo monetario por parte de la Fed, las economías emergentes enfrentarían menos flujos de capitales, aunque el Perú está preparado para afrontar este posible nuevo escenario de menor liquidez.

En el evento desarrollado en el Cusco este miércoles y jueves, los expertos internacionales comentaron que en general las economías de la región, entre ellas la peruana, aprovecharon los altos precios de los commodities y la abundante liquidez internacional para fortalecer su posición externa, fiscal y financiera.

Además, han mejorado la credibilidad de sus políticas monetaria y fiscal.

Estas fortalezas macroeconómicas les permitirían enfrentar de mejor forma un escenario de tasas de interés internacionales más altas, menor financiamiento externo, presiones a la depreciación sobre sus monedas y precios de commodities más bajos.

Sin embargo, también se advirtió que en algunas economías emergentes persisten debilidades estructurales como la alta dependencia a los precios de commodities, bajos niveles de ahorro interno y un acelerado crecimiento del crédito, por lo que se recomendó actuar en forma complementaria en estos aspectos estructurales.

En el campo de las políticas macroprudenciales se analizaron las experiencias de varias economías emergentes, y se destacó que estas políticas difieren tanto en su aplicación como en sus resultados, dependiendo de las vulnerabilidades de cada economía.

Las políticas monetarias no convencionales fueron usadas básicamente por las economías desarrolladas para enfrentar los efectos de la crisis financiera internacional, y han tenido una serie de implicancias para dichas economías y para los emergentes.

En la reunión participaron destacados economistas representantes de los bancos centrales de Colombia, Chile, China, Francia, México, Perú, Turquía, Uruguay y del Banco Central Europeo (BCE).

También expusieron representantes del Banco de Pagos Internacionales (BIS), del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Massachusetts Institute Technology (MIT), de Morgan Stanley, Standard & Poor´s, del G-20, del JP Morgan y de la Universidad de Harvard.