Quito. Con el objetivo de financiar el Presupuesto de 2010, la ministra de Finanzas de Ecuador, María Elsa Viteri, ha manifestado que continúa en su búsqueda de créditos externos para superar el déficit de US$4.100 millones que tiene el país.

El diario ecuatoriano El Comercio publica que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF) aprobaron préstamos por US$550 millones, hecho por el cual, la Viteri negó que se hayan cerrado los créditos internacionales al país.

Asimismo, recordó que en 2009 se recibieron desembolsos de los organismos multilaterales por US$857,4 millones.

Y, para gestionar más dinero para el país, Viteri estará en Caracas mañana, para participar en la reunión del Directorio de la CAF.

Aprovechará la reunión para negociar créditos destinados a viabilidad y para el sector eléctrico. “En el presente año, esperamos recibir desembolsos por parte de la CAF por US$700 millones, adicionales a los US$200 millones ya suscritos el mes pasado”.

El Gobierno ha enfrentado durante la semana críticas sobre el aumento del gasto, de la burocracia y de la posibilidad de volver a un ‘default’ (moratoria) en el pago de la deuda externa.

De hecho, las calificadoras de riesgo internacionales Standard & Poor’s y Fitch advirtieron que los inversionistas están nerviosos por la posibilidad de que Ecuador no alcance a cancelar los valores de los bonos Global 2015, previstos para junio y diciembre de este año.

Al respecto, Viteri descartó una posible moratoria y aclaró que el ‘default’ de los bonos Global 2012 y 2030, anunciado en 2008 y 2009, no fue por falta de liquidez sino por la decisión soberana del Ecuador de no reconocer la ilegitimidad de parte de la deuda comercial.

La Ministra aseguró que el país mantiene firme su decisión y posición que ha asumido frente al endeudamiento público y que sus acciones seguirán encaminadas en este sentido.

El presidente Rafael Correa señaló que, llegado el momento, se priorizará la inversión social antes que el pago del servicio de la deuda. “Hemos cambiado el mal manejo de las finanzas públicas, donde se privilegiaba a los tenedores de la deuda”.

El Mandatario aseguró que todos los gastos permanentes (salarios) se financian con ingresos permanentes (tributos). Y que las obras necesarias para el país, como las obras hidroeléctricas o el mejoramiento de hospitales, requieren financiamiento externo.