Quito. Desde el próximo 10 de febrero, las compañías petroleras ecuatorianas cancelarán mensualmente el impuesto de ingresos extraordinarios que antes pagaban en forma anual, lo que significará que el Estado tendrá un flujo constante de recursos provenientes de la actividad petrolera.

Diana Delgado, técnica del Servicio de Rentas Internas de Ecuador (SRI), explicó que la forma de pago de este impuesto se cambió con la Ley de Equidad Tributaria, dijo El Comercio.

“El efecto de eso se reflejará en que el Estado podrá disponer de esos fondos cada mes y no esperar a que termine el año, es decir, ayuda a la liquidez”, indicó.

Con ello el país contará con más liquidez fiscal, señaló el director del SRI, Carlos Marx Carrasco, quien argumentó que con este cambio “no tenemos por qué esperar hasta el fin del ejercicio fiscal”.

Esta semana, el director del SRI deberá reglamentar las formas y plazos para que las compañías petroleras tributen por los ingresos extraordinarios.

En la actual administración, los ingresos que percibe Ecuador por exportaciones petroleras bordean los US$53.000 millones, lo que equivale a lo percibido por los tres gobiernos anteriores juntos.

Este aumento en los ingresos responde a los altos precios internacionales del crudo alcanzados durante este periodo, que llegaron hasta US$ 120 por barril en junio de 2008. En este momento las firmas petroleras esperan las resoluciones del SRI para saber cómo pagarán mensualmente.

El valor que cancelará se calcula en función de las condiciones y precios base establecidos en cada contrato, además del precio vigente en el mercado internacional.

Un punto importante para las compañías es saber a qué entidad le pagarán –antes lo hacían a la Dirección Nacional de Hidrocarburos (DNH) – y si se aplicarán multas por una liquidación mensual mal hecha.

El director del SRI indicó que “este año pondremos especial énfasis en el control sobre cuatro sectores: petrolero, construcción, industria manufacturera e intermediación financiera”.