Quito. Como “injusta” calificó el ministro ecuatoriano coordinador de la Política Económica, Diego Borja, la inclusión de Ecuador en la lista negra de países donde preocupa el lavado de dinero que elabora el Grupo de Acción Financiera Internacional (FATF, por su sigla en inglés).

Borja afirmó que “colocan a Ecuador en esta situación por demás injusta, atentatoria contra la honorabilidad del país porque ellos dicen que Ecuador no cumple con una suerte de lista de acciones que deberían hacer los bancos oficiales en Ecuador para controlar el ingreso y la salida de divisas".

Agregó que la FATF afirma que “Ecuador no colabora con una serie de medidas arbitrarias que esta organización impone", las cuales no han sido consultadas con el país, dijo.

En este sentido, afirmó que el grupo le parece “confuso” y sostuvo que "nadie sabe de dónde sale”. Enfatizó al respecto, que las autoridades ecuatorianas se han reunido con los organismos oficiales de los distintos gobiernos, informó La Hora.

En cuanto a los controles financieros del país, explicó que "Ecuador tiene un esquema en el cual todas las divisas pasan por el sistema de seguridad de la Reserva Federal, evidentemente, más control todavía porque es un país dolarizado”.

Junto con manifestarse extrañado porque en la lista no aparezcan "otros países donde evidentemente existe lavado de dinero en América Latina”, afirmó que el hecho "me parece más que es una suerte de presión de carácter política por quién sabe qué intereses".

Por su parte el presidente de la Asociación de Bancos Privados de Ecuador (Abpe), Fernando Pozo, afirmó a El Comercio que los bancos privados del país controlan permanentemente todo tipo de transacción que sea inusual.

Lea además:

Ecuador se suma a la lista negra de los países donde preocupa el lavado de dinero

Banca de Florida preocupada por las transacciones de Venezuela con Irán