El pasado jueves, en una reunión con autoridades de los ministerios Coordinador de la Producción y de Agricultura, los ganaderos exigieron nuevamente el alza en el precio de la leche (fijado hace dos años en US$0,3575 el litro), una derogatoria al pago del anticipo del Impuesto a la Renta (IR) y más seguridad en las fincas, según publicó El Comercio.

 El presidente de la Asociación Holstein Freisian del Ecuador, Rodrigo Lasso, declaró que los costos de producción aumentaron en un 20% y no tienen rentabilidad. Sumado a que la sequía redujo el ordeño, especialmente en Carchi, Tungurahua y Chimborazo, disminuyendo pastos para alimentar a las vacas. Además señaló que el pago del 1 por 1000 del anticipo del IR también les perjudica. Los ganaderos de la Costa con 200 hectáreas tienen que pagar el impuesto, pese a que las tierras no son tan productivas.

El próximo lunes, la Ministra Coordinadora de la Producción, Natalie Celi, entregará una respuesta a los ganaderos, basada en resultados realizados para determinar si los pedidos son procedentes.