Un descenso en el desempleo registró Ecuador, según afirmó este miércoles Nathalie Cely, ministra coordinadora de la Producción, Empleo y Competitividad de ese país.

El desempleo pasó en el último trimestre de 2009 de 9,1% a 7,9%. Cely destacó otro elemento más: la calidad del empleo generado es mayor. “Se crearon 52.000 empleos de calidad”, aunque indicó que hubo sectores en los que se perdieron empleos en rubros como hotelería, agricultura y pesca.

Esto se refleja -en opinión de Cely- en un aumento del número de nuevos afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social: 84.000.

El porcentaje de empleados con afiliación al Seguro Social pasó de 40,7% a 50,1% entre diciembre de 2008, y el mismo mes del año pasado.

David Molina, subsecretario de Análisis del Ministerio, destacó que 69.400 personas ahora tienen empleo pleno. Según el Instituto de Estadísticas y Censos (INEC), este tipo de ocupación corresponde a personas con un trabajo estable, laboran por lo menos la jornada legal, ganan más del sueldo básico unificado (US$240) y no están buscando otro lugar de trabajo.

Molina presentó una evaluación positiva del empleo pleno en el último trimestre del año pasado. Los sectores que más crecieron fueron reparación de vehículos, actividades inmobiliarias, construcción, entre otros.

René Ramírez, titular de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), informó que si no se hubiera incrementado la inversión pública del gobierno, el desempleo se habría disparado al final del año pasado en 15%.

Ramírez también indicó que las cifras presentadas se dan pese a un aumento en el número de ecuatorianos que regresaron al país y que en 2009 fue de alrededor de seis mil personas.

Sin embargo, el Ministerio de la Producción reconoció que también hay sectores de la economía en los cuales se perdieron fuentes de trabajo. Aunque se señaló que un porcentaje de quienes salieron entraron a otras actividades. No se especificó cifras de esto.

Los empleos se perdieron en: agricultura y ganadería, pesca, explotación de minas y canteras, suministro de electricidad, hoteles y restaurantes, administración pública y defensa, entre otros. “El empleo privado creció. Pasó de 78,60% en septiembre del año pasado a 81,12% en diciembre”, concluyó la ministra Cely, según declaraciones reproducidas en El Telegráfo.