Quito. El director de la Federación Ecuatoriana de Exportadores, Felipe Ribadeneira, explicó que, en Ecuador, el campo de acción del Sistema Único de Compensación Regional (Sucre) será limitado; pues, con los demás países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) las relaciones comerciales son mínimas. A eso se suma el hecho de que los hidrocarburos no han sido incluidos en la lista de productos que se comercializarán con esa moneda, según se conoció extraoficialmente, según publica el diario ecuatoriano El Universo.

Ribadeneira dijo que entre los productos que más se venden a Venezuela están automóviles, atún, textiles, aceites de palma y palmito.

Según una fuente de la Facultad de Economía, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), en donde se ha socializado el tema del Sucre, esto se explica porque la estatal Petroecuador ya tiene un convenio de intercambio con su similar venezolana Pdvsa.

Pero asegura que conoce que las autoridades venezolanas estudian incluir una fracción de estos productos en las operaciones con el Sucre. Agrega que las demás exportaciones del Ecuador no estarán restringidas, pero en esta lista se dará preferencia a la venta de línea blanca, vehículos y alimentos.

Para Ribadeneira, si se maneja de forma adecuada, ese sistema podría traer muchos beneficios a los importadores y exportadores, como mayor garantía de pago, que sería más ágil y se ahorrarían los costos que genera el cambio de una moneda a otra. Para la fuente de la PUCE los importadores no tendrán que pagar el impuesto del 2% a la salida de divisas. Y fortalecerá a la dolarización, ya que disminuiría la cantidad de dinero que sale al extranjero.

Por ahora son más las dudas que las certezas sobre el uso del Sucre. No ha habido pronunciamiento oficial al respecto y los sectores productivos, empresariales y exportadores aseguran que no han tenido ningún acercamiento con el Gobierno para socializar esta nueva forma de pago internacional.