Washington. Estados Unidos impuso el miércoles aranceles preliminares en un rango de 11 a 13% a las tuberías de acero provenientes de China para contrarrestar subsidios gubernamentales, señaló el Departamento de Comercio.

La decisión avivó la tensión sobre las relaciones comerciales chino-estadounidenses, ya puestas a prueba por otras medidas comerciales de Estados Unidos y por la política monetaria china.

La medida es una victoria para la empresa U.S. Steel Corp y para el sindicato de trabajadores metalúrgicos, quienes presentaron una petición en octubre pidiendo la protección contra las importaciones chinas.

La firma de Texas V&M Star LP y la firma de Illinois TMK IPSCO también firmaron la petición de ayuda.

Roger Schagrin, el abogado que representa a los solicitantes, dijo que creía que el Departamento de Comercio subestimó el monto de los subsidios del gobierno chino. Pero, "aún estamos contentos (con los derechos compensatorios). Son de dos dígitos", dijo.

El caso involucra a tubos sin costura de carbono y aleaciones de 16 pulgadas (41 centímetros) o menos de diámetro exterior usados en sistemas de cañerías industriales para llevar agua, vapor, petroquímicos, químicos, derivados del petróleo, gas natural u otros líquidos y gases.

Estados Unidos importó US$382 millones en tuberías chinas en 2008, frente a los US$130 millones de 2007.

Las importaciones declinaron en 2009 junto con la caída general en el comercio mundial, pero subieron a finales del año, dijo Schagrin.

El Departamento de Comercio fijó una tasa de impuestos preliminar de 12,97% sobre el grupo de firmas Hengyang y 11,06% sobre el Tianjin Pipe Group Co y las firmas relacionadas.

Todos los otros productores y exportadores chinos enfrentarán un arancel de 12,02%.

Los solicitantes estadounidenses también le han pedido al Departamento de Comercio que imponga aranceles antidumping, además de las cuotas compensatorias anunciadas el miércoles.

Esos aranceles, que atacan a las ventas a precios inferiores a los del mercado, son a menudo mucho mayores que las cuotas compensatorias que impone el Departamento de Comercio.

"Nos sentimos optimistas de que conseguiremos los aranceles antidumping cuando la decisión se dé a conocer en abril," dijo Schagrin.