Washington. Un paquete de US$33.000 millones para extender hasta fines de año las deducciones impositivas expiradas a compañías farmacéuticas, bancos y otras empresas estaba más cerca de su implementación tras ser aprobado por el Senado.

Los recortes impositivos fueron aprobados como parte de una legislación de US$150.000 millones para extender los beneficios por desempleo y llevar ayuda a otros estados.

Algunos grupos de empresarios han estado presionando por la renovación de las reducciones tributarias, las cuales expiraron el 1 de enero, aduciendo que eran necesarias para ayudar a mantener y crear empleos durante el lento crecimiento económico.

El crédito tributario para las investigaciones ayudaría a farmacéuticas como Merck & Co. Inc. y Pfizer Inc., y firmas de alta tecnología como Google Inc.

Otra provisión permitiría a bancos como Citigroup y JP Morgan Chase & Co. posponer el pago de impuestos sobre beneficios logrados en sus operaciones básicas bancarias en el extranjero.